TESTIMONIO DE DOMINIK KUSTRA SOBRE LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS Y NECESITADOS

Queridos hermanos, compartimos un día más de esta semana de encuentro y oración.
Hoy ha venido a pasar la jornada con nosotros Dominik Kustra, miembro de Ayuda a la Iglesia Necesitada. En dos colegios, en la radio, en la universidad (de la mano de D. Pedro Utrilla, delegado episcopal de pastoral universitaria), en la visita a las hermanas clarisas, en la conferencia que ha impartido en la Casa Diocesana de Soria, ha transmitido la terrible realidad de persecución y genocidio que se está viviendo en algunos países del mundo, Irak, Nigeria, Siria, Pakistán… Ha hecho especial referencia a su reciente visita a Irak, donde ha ido junto a otros dos misioneros a pasar la Navidad con la familia cristiana en Irak, que tan duramente está sufriendo las consecuencias de la persecución y la necesidad extrema. Según sus propias palabras, han vivido el evangelio directamente, pues esta gente se ha quedado sin hogar, rechazada, sola, necesitada,… circunstancias que recuerdan y actualizan el nacimiento de Jesús.
Ha compartido con nosotros con emoción que, a pesar de todo, estos hermanos cristianos por los que nosotros oramos, también oran por nosotros, pero por un motivo bien diferente… Oran para que fortalezcamos o recuperemos nuestra fe. Ellos no tienen nada, pero tienen una fe profunda, verdadera. Y eso permite que sean capaces de resistir, de no responder con violencia, de seguir adelante e incluso de sentir y transmitir alegría. Esa alegría que tiene su único fundamento en Jesús.
Un testimonio de gran valor, que nos recuerda, en esta Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, qué es lo que realmente nos une, y al mismo tiempo nos interroga. Dominik contaba que al preguntar a los cristianos iraquíes si no culpaban a Dios por la situación que están viviendo, estos contestaban que cómo van a culpar a Dios, si es Él el que les mantiene con vida, cuando otros no han corrido la misma suerte…
Por otra parte nos ha concienciado de la necesidad de ayuda, ya que en mucho casos, como es el caso de Irak, la única ayuda que reciben los miles de refugiados que viven en campos en tiendas de campaña, sin colegios y pasando todo tipo de necesidades, proviene exclusivamente de la Iglesia.
También hizo referencia a los atentados de París y su repercusión en el mundo, que ha suscitado todo tipo de reacciones e indignación, cuando están muriendo en los últimos años miles y miles de cristianos y personas de otras minorías en países como Irak, Nigeria… Al día siguiente de ese atentado Boko Haram mató a 2000 personas en un solo día. Y ni los medios de comunicación ni los gobernantes ni la sociedad civil se ha manifestado ni condenando estas masacres…
Finalizamos la charla orando todos juntos, de mano del P. Ángel Hernández, del P. Gabriel Danila y de Dominik Kustra, después de recibir el mensaje, directo al corazón, que este nos había presentado.
Dominik Kustra nos ha dejado muchos temas para la reflexión personal y colectiva y nos ha llamado a nuestra responsabilidad como cristianos en la ayuda a nuestros hermanos que están sufriendo de una manera que nosotros no podemos ni siquiera imaginarnos desde la seguridad, comodidad y libertad en las que vivimos.
Ponemos esta realidad en el centro de nuestra oración y todos unidos pedimos a Dios que nos ayude a vivir con valentía nuestra fe en cualquier circunstancia.
Nos acompañó durante la conferencia Ahmed El Boutaybi, Presidente de la Comunidad Islámica de Soria, que nos abrió una vez más las puertas de su casa para compartir la deliciosa cena en familia. Una intensa jornada, por la que damos gracias a Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *